Museo Picasso de Barcelona

El Museo Picasso de Barcelona posee una colección de más de 3.500 obras del pintor malagueño, lo que la convierte en la más completa del mundo de obras de la juventud de Picasso. Se encuentra situado en la calle Montcada de la Ciudad Condal. Abrió sus puertas al público por primera vez el 9 de marzo de 1963.

El museo nació gracias a la idea de Jaume Sabartés, amigo personal y secretario de Pablo Picasso hasta 1915. Sabartés donó a la ciudad su colección de obras del malagueño, las primeras con las que contó el museo. En 1968, al morir Sabartés, el propio Picasso entregó a la pinacoteca la serie de 58 cuadros sobre Las Meninas así como el retrato que había realizado a Jaume Sabartés en 1901. Además, se comprometió a donar más obras para la exposición.

En 1970 el pintor realizó una segunda donación consistente en más de 920 obras de estilos y técnicas diferentes. Las donaciones siguieron y el museo creció en importancia. En 1982, tras la muerte del pintor, su viuda hizo entrega al museo de más de cuarenta piezas de cerámica. Al año siguiente, los herederos hicieron donación de 117 grabados. La colección se ha ido completando con diversas donaciones, tanto de particulares como de diversas galerías de arte.

La mayoría de las pinturas que se exponen en el museo corresponden al periodo comprendido entre 1890 y 1917. Destacan obras como Ciencia y caridad de 1897 o Arlequín de 1917. De la época posterior al periodo azul del artista, el museo dispone de muy pocas obras. Lo más destacado es la serie de Las Meninas, pintada en 1957.

La colección de grabados y litografías comprende básicamente el periodo que abarca desde 1962 a 1982. El propio Picasso entregó al museo una copia de cada una de sus obras producidas tras la muerte de Sabartés en 1968. Además, se incluyen algunas de las ilustraciones que el malagueño realizó para diversas ediciones de libros. La exposición del museo se completa con la cerámica, donada por Jacqueline Picasso, viuda del artista.

Los edificios que albergan la colección de obras de Picasso tienen también su propia historia. El palacio Aguilar, en el que se inauguró el museo, es un edificio construido en el siglo XIII. Perteneció a Berenguer Aguilar de quién tomó el nombre. Posteriormente, sus propietarios fueron diversos miembros de la burguesía catalana hasta que el edificio fue comprado por el Ayuntamiento de Barcelona en 1953. En el interior del palacio se encontraron restos de pinturas del siglo XIII que en la actualidad se exhiben en el Museo Nacional de Arte de Cataluña.

LiteraturePainting

Menu

Home Page


Literatura
Pintura
Música
Escultura
Museos