EDUARDO CHILLIDA

El escultor y grabador Eduardo Chillida nació en 1924. Estudió arquitectura en Santiago y Madrid. Sus primeros trabajos como escultor utilizaban el hierro forjado y la madera. Se expresó mediante formas abstractas muy austeras. Le interesaba moldear el espacio que la pieza escultórica genera en su entorno. Yunques de sueños (1956), Fuente Canto (1959) y Alrededor del vacío IV (1968) son las obras más representativas de su primera producción. Empieza a emplear el acero desde 1970, y otros materiales como el mármol, el granito y el hormigón, en obras para espacios urbanos, que instaló en distintas capitales del mundo. En España podemos citar: Peines del viento (1977), tres piezas de acero levantadas frente al mar de San Sebastián; Lugar de encuentro II o La sirena varada (1978), pieza de hormigón colgada de un puente del paseo de la Castellana de Madrid. Elogio del agua (1987), en Barcelona, y Homenaje a la Tolerancia (1992), en Sevilla. En 1998 expuso sus últimos trabajos en IVAM de Valencia. La exposición estaba centrada en sus esculturas de hierro. También en 1998 se celebró en Madrid una exposición antológica de su obra en el Museo Nacional de Arte Reina Sofía. Por último, ese mismo año, hizo un mural cerámico para el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona.

En Berlín, en el acceso de la Chancillería alemana, fue colocada en el año 2000 su escultura en hierro Berlín, de seis metros de altura y 90 toneladas de peso. Se ha convertido en un símbolo de la reunificación alemana.

También en el año 2000, se abrió al público su caserío de Zabalaga, en Hernani. La residencia del escultor se ha convertido en un museo de su propia obra.

LiteraturePainting

Menu

Home Page


Literatura
Pintura
Música
Escultura
Museos